La interacción entre el profesor y los alumnos, y entre estos últimos, es necesaria en las actividades dentro del aula pues ayudará a que el proceso de enseñanza y aprendizaje se desarrolle con menos problemas de los que podrían propiciarse.

Por lo anterior, en Aliat Universidades, de manera prioritaria durante los estudios de Bachillerato se cuidan las interacciones entre el docente y los estudiantes, y los estudiantes con el resto de sus compañeros, de forma que las clases alcancen su objetivo y la potencial brecha entre el profesor y los alumnos en el aula desaparezca. Entonces, el proceso de enseñanza-aprendizaje estará equilibrado entre los participantes en el aula.

Además, la interacción es la base del aprendizaje mediante la que los estudiantes se involucran en mejorar sus propias habilidades comunicativas como sociales, construir sus identidades a través de la colaboración y la negociación con sus compañeros de clase.

La enseñanza en el bachillerato

Recordemos que la enseñanza es un acto interactivo, mientras que la interacción es la comunicación entre el docente y los estudiantes la cual se ejecuta continuamente como actos de respuesta continuos. Por ejemplo, para que una clase sea productiva podría describirse como una serie de procesos como los siguientes:

  1. El profesor interactúa con toda la clase.
  2. El profesor interactúa con un grupo, una pareja o un alumno individual.
  3. Los alumnos interactúan entre sí: en grupos, en parejas o individualmente.
  4. Los alumnos trabajan con materiales o apoyos y vuelven a intentar la tarea individualmente, en grupos, y demás opciones.

Afortunadamente, en Aliat Universidades se usan estrategias para promover la interacción adecuada (Jia, 2013) entre los estudiantes de Bachillerato y sus docentes en el aula:

  • Mejorar las estrategias de pregunta (cuestionamiento) ante las dudas

La atención del docente hacia los alumnos puede activar su interacción con ellos. El profesor debe hacer preguntas que los estudiantes puedan responder y luego adaptar sus cuestionamientos a los niveles o habilidades de los dicentes.

  • Atender el nivel comunicativo de los alumnos

Las actividades pueden ofrecer diferentes niveles para diversos estudiantes. El material utilizado reflejará las necesidades específicas que detecte el docente.

  • Implementar el aprendizaje cooperativo

Trabajar cooperativamente puede apoyar al desarrollo de las habilidades sociales del alumno; y significa que todos los miembros del grupo están incluidos y las diferencias entre ellos se solucionan entre todos.

  • Construir una relación positiva entre el docente y el alumno

El respeto mutuo entre el profesor y los alumnos es esencial en la educación. Las cualidades dinámicas del aprendizaje en el aula necesitan la responsabilidad de todos los participantes.

  • Reducir la ansiedad en el aula

El profesor apoyará y facilitará que los alumnos puedan aumentar su autoestima y confianza en sí mismos al crear un entorno confortable y sin amenazas dentro y fuera del aula.

Seguir estas estrategias no es una receta mágica pero hacerlo sí favorecerá tu formación en el Bachillerato. En los Campus de la Red Aliat estamos muy pendientes de estas condiciones para mejorar los procesos educativos que se ofrecen en la institución.

Cuando hayas decidido estudiar tu Bachillerato en alguno de los Campus de Aliat Universidades sabrás y experimentarás el hecho de que has llegado a la institución idónea en la que sus integrantes buscarán lograr tu mejor formación posible. Te invitamos a elegirnos.

Agradecemos a la Mtra. Érika Aydeé Hernández Jiménez, del área de Publicaciones Académicas, por la elaboración de este artículo.

 

 

Fuente: Jia, X. (2013). The application of classroom interaction in English lesson. Atlantis Press, 209-212. doi:10.2991/icetis-13.2013