El docente en 2021 ¿superviviente o superdocente?

El pasado jueves 4 de febrero, el Área de Experiencia de la red Aliat Universidades invitó al Mtro. Miguel Ángel Esparza, para que compartiera parte de sus conocimientos con su ponencia “El docente en 2021 ¿superviviente o superdocente?”.

Miguel Ángel inició su conferencia señalando que, la educación nos une, nos llama para tratar de innovar, de mejorar, de implementar y de transformar.

Aseguró que la pandemia ha sido un choque muy duro al que nos hemos tenido que enfrentar y la cual nos llevó a una necesidad de cambio, de profundizar en tecnología y en herramientas que quizá no conocíamos, por ejemplo, plataformas como Zoom, Teams, Meet Google, etc.

¿Qué pasó con los docentes?

Se adaptaron, se transformaron, se fortalecieron, pero también sufrieron, se estresaron, se llenaron de ansiedad, etc. Hicieron todo lo que estuvo en sus manos para salir adelante y sacar a flote la educación.

¿Y los estudiantes?

Por su parte, el estudiante creció en diferentes sentidos, ya que pasó de ser tecnócrata social a ser tecnócrata funcional para el aprendizaje, enfocado a su crecimiento estudiantil.

Trabajo en equipo

Se ha logrado avanzar en asuntos escolares gracias al trabajo en equipo de maestros, discípulos y autoridades, por lo que Miguel Ángel asegura que en cuanto el semáforo epidemiológico permita el regreso a clases presenciales, se notará un gran cambio en la parte estratégica, de planificación, de gestión, de evaluación y de retroalimentación.

Señala que, en la actualidad, la tecnología funge como un medio y no como un fin. El fin, es que el proceso educativo se lleve a cabo de la manera correcta y con la misma calidad como si fuera de manera presencial, por lo que sugiere que tanto profesores como alumnos deben utilizarla a favor de la enseñanza y del aprendizaje.

Algunas estrategias para lograrlo son:

  1. Correcta comunicación
  2. Actitud positiva
  3. Apertura y perseverancia
  4. Resolución de problemas

 

Para finalizar, Miguel Ángel apuntó que es el momento perfecto para brillar, a través del fortalecimiento de herramientas que lleven hacia el camino de la excelencia en la educación.