Herramientas e información para desarrollar y crear una cultura incluyente y diversa

El pasado 9 de diciembre, Leo Schlesinger, CEO de Aliat Universidades, participó en la mesa de análisis “DE&I con Sentido”, organizada por la consultora CAPIXIA, quien ofrece a los líderes de negocio y agentes de cambio, las herramientas e información para desarrollar y crear una cultura incluyente y diversa.

Para CAPIXIA, los efectos de contar con una agenda de D&I en las organizaciones son muy positivos, dado que se pueden contar con distintos puntos de vista y grupos de trabajo diversos, lo cual nos da una mayor riqueza en el análisis y las alternativas para la resolución de los problemas y desafíos que se puedan presentar en las mismas.

De igual manera, tener este tipo de estrategias beneficia a las empresas en generar mayores habilidades y experiencias para sus colaboradores, al mismo tiempo que aumentan la posibilidad de comunicarse con una gama más amplia de clientes, lo cual, sin duda, marca una ventaja competitiva en el mercado.

En este sentido, Leo Schlesinger, señaló que los líderes deben ser los primeros en permear estas iniciativas en las corporaciones para lograr una correcta igualdad de género, apuntando que el liderazgo debe comenzar desde la alta dirección, a razón de que lo que hacen los directivos de la firma y sus comportamientos serán los que modelan para que los esfuerzos de diversidad e inclusión tengan éxito.

Para el CEO de Aliat, la complejidad de formar un entorno diverso reside en los sesgos cognitivos y emocionales que las personas generan “y ahí es donde uno debe luchar muy fuerte, porque cuando uno habla de inclusión es aceptar al otro por lo que es. La mayoría de las culturas integran, pero significa que te voy a moldear y te voy a adaptar. Y la inclusión debe ir en la línea de: te estoy aceptando a ti por quién eres en tus propios términos y mi cultura debe ser lo suficientemente abierta para aceptarlo y para valorarlo”.

Para CAPIXIA, nuestro país está cambiando de manera positiva en temas de D&I, sin embargo, considera que aún existe una amplia brecha para lograr la igualdad de género en nuestro país. Para la consultora, es necesario hacer de la diversidad y la inclusión no sólo una prioridad de recursos humanos, sino también del negocio.

De igual manera, destacan la existencia de múltiples prejuicios que deben ser superados para entender que al final todos ganan con la diversidad, por lo que debiera ser considerado un desafío en las firmas. De esta manera, compañías y colaboradores se verán beneficiados y la sociedad en su conjunto tendrá un progreso sobre la base de la integración y la igualdad.

En este sentido, Leo Schlesinger señaló que en Aliat Universidades se trabaja día con día para crear una organización relevante y permanente en el futuro de los jóvenes universitarios del país, que nos ayude a generar una sociedad mejor, buscando involucrar a todas las áreas de la red, desde directores, gerentes, supervisores, académicos, docentes, etc., quienes son parte fundamental para establecer una cultura en D&I y asegurarse que los valores inclusivos sean adoptados como corporativos.