Educación en México

El derecho a la educación es fundamental en cualquier sociedad, pues de éste depende el desarrollo satisfactorio de sus ciudadanos, que al final del día son quienes permiten la evolución y el crecimiento de un país.

A nivel mundial, este derecho está sustentado en la Declaración Universal de los Derechos Humanos, promulgada por la Organización de Naciones Unidas en 1948.

Específicamente, se habla sobre éste en el artículo 26, donde se dice que “toda persona tiene derecho a la educación y que la misma debe ser gratuita, al menos en lo concerniente a la instrucción elemental y fundamental”.

México, como la gran mayoría de los países del mundo, suscribió esta declaración en aquel momento y todavía pertenece a este pacto entre las naciones, que tiene la finalidad de promover un mundo justo, pacífico y en constante desarrollo.

Sin embargo, más allá de este tratado universal, nuestro país cuenta con leyes, normas y aspectos directos que fundamentan el derecho a la educación.

Aunque existen datos y realidades que demuestran el cumplimiento del mismo, también se evidencian muchas cosas por mejorar o corregir en cuanto a acceso a la educación en México.

¿Te gustaría conocer cómo está instituido el derecho a la educación en México? De ser así, ¡sigue leyendo!

Amparo constitucional

El derecho a la educación está contemplado en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

En el artículo 3 de la norma fundamental, promulgada en 1917, se establece que toda persona tiene derecho a la educación, detallando que “el Estado —Federación, Estados, Ciudad de México y Municipios— impartirá educación preescolar, primaria, secundaria y media superior”.

Además, establece que “la educación que imparta el Estado tenderá a desarrollar armónicamente todas las facultades del ser humano y fomentará en él, a la vez, el amor a la Patria, el respeto a los derechos humanos y la conciencia de la solidaridad internacional, en la independencia y en la justicia”.

Criterios y garantías

En el artículo 3 de la Constitución se especifican los criterios y garantías que debe seguir el Estado para promover y cumplir el derecho a la educación. Entre ellos encontramos:

Gratuidad

Toda la educación que imparta el Estado, independientemente del nivel académico, debe ser gratuita.

Apoyo a la investigación científica y tecnológica

La legislación establece que el rol del Estado en la educación debe ser general, es decir, abarcar tanto la investigación científica y tecnológica como los programas académicos para diferentes niveles.

Libertad de creencias

El derecho a la educación también da paso al derecho al libre culto y la libertad de creencias.

Nuestra carta magna determina que la educación impartida por el Estado debe ser laica, es decir, se mantendrá ajena a cualquier doctrina religiosa.

Contribución a la convivencia humana

El derecho a la educación en México tiene que cumplirse “a fin de fortalecer el aprecio y respeto por la diversidad cultural”, así como la dignidad personal, la integridad familiar y la fraternidad en general.

También, el artículo 3 de la Constitución hace referencia a la importancia de que no existan preferencias o privilegios de razas, religiones, sexos o grupos.

Calidad

El Estado mexicano tiene obligaciones constitucionales para garantizar la calidad de la educación, como el cuidado de la infraestructura, la inversión y la formación de maestros y autoridades.

Alcance nacional

El derecho a la educación se debe cumplir en todo el país, “sin hostilidades ni exclusivismos” y atendiendo “la comprensión de nuestros problemas, al aprovechamiento de nuestros recursos, y a la continuidad y acrecentamiento de nuestra cultura”, entre otras cosas.

En cuanto al ámbito privado, el artículo 3 de nuestra Constitución dice que los particulares pueden impartir educación en todos sus tipos y modalidades, aunque el Estado será el encargado de darle validez a sus programas y planes académicos.

En el caso de la educación preescolar, primaria, secundaria y normal, los particulares deben recibir autorización del Estado para impartirla, así como cumplir con aspectos establecidos en la legislación vigente.

Por su parte, las universidades, así como las demás instituciones de educación superior a las que la ley otorgue autonomía, “tendrán la facultad y la responsabilidad de gobernarse a sí mismas”.

Eso sí, establece que realizarán sus actividades educativas “respetando la libertad de cátedra e investigación y de libre examen y discusión de las ideas”.

Panorama actual del derecho a la educación

El derecho a la educación en México es una realidad que se cumple en los diferentes niveles académicos; no obstante, aún su alcance tiene mucho por crecer.

Un informe de la Unicef, a finales de 2016, reflejó que 4.1 millones de niños y adolescentes, de entre 3 a 17 años, no iban a la escuela en nuestro país.

Además, concluyó que de cada 100 niños que comienzan el preescolar, 57 dejan los estudios antes de concluir el nivel de preparatoria.

Esto nos dice que sólo el 43% de los niños de cada generación cumple su preparación académica hasta la educación media superior.

En el nivel universitario, lógicamente, los porcentajes de acceso a formación profesional son más bajos. Y es que, en general, solo el 17 % de las personas de entre 25 años y 64 años llega a culminar una carrera en México.

Esto deja claro lo valioso que es acceder a la formación profesional y el privilegio que ello representa. Sin duda, se trata de un factor diferencial que tiene peso en la calidad de vida y el nivel de ingresos de una persona.

¡Y listo! Ya sabes de qué forma está instituido el derecho a la educación en México y cuál es su panorama en la actualidad.

Ten especialmente presente los bajos niveles de participación en la educación superior de nuestro país. Si aprovechas las flexibilidades que existen en la actualidad para cursar una carrera (becas, estudio en línea, programas de fines de semana, etc.) y obtienes un título profesional, ¡un gran futuro te espera!

¿Te gustó este contenido? Si cumplió con tus expectativas, te invitamos a que descargues otro interesante material que también te dará información valiosa para tu futuro. Aquí te lo dejamos:

CTA, cursar una licenciatura en derecho, ebook