¿Eres de los que piensan que la criminología y la criminalística son lo mismo? Se trata de una confusión que tienen muchas personas.

Sin embargo, la realidad es que, aunque puede pensarse en éstas como áreas complementarias, se trata de disciplinas diferentes que tienen objetivos de estudio y análisis específicos.

Dicho esto, en las próximas líneas explicaremos de qué trata cada una y en qué aspectos se diferencian.

¡Sigue leyendo!

Criminología y Criminalística

¿Qué es la criminología?

Es una ciencia humana que se enfoca en el estudio del delincuente y sus conductas, así como lo referente a los delitos que haya cometido, incluyendo a la víctima.

Esto nos dice que la criminología busca entender las razones por las que un criminal llevó a cabo una determinada acción ilegal y el impacto de la misma en terceros y para la sociedad.

Además, al comprender el “pensamiento criminal”, alerta a la sociedad y concientiza sobre la aplicación de medidas de prevención de robos, secuestros, asesinatos y otros delitos.

¿Qué es la criminalística?

Es una disciplina principalmente investigativa que aplica metodologías y técnicas científicas y de indagación para determinarla existencia de un delito y sus responsables.

Entre otras cosas, los que se desempeñan en esta área realizan investigaciones de balística, dactiloscopia y antropología forense.

En el caso de la balística, es una ciencia que analiza los proyectiles dentro del entorno de un crimen, específicamente el recorrido que tuvieron y sus efectos.

Mientras tanto, la dactiloscopia es una metodología que busca identificar a individuos a través de huellas digitales. Por su parte, la antropología forense estudia restos óseos humanos para determinar causas y circunstancias de muerte.

Pero, ¿en qué se diferencian estas disciplinas?

Si has leído con atención hasta aquí, pero aún no te queda claro la diferencia entre criminología y criminalística, ¡no te preocupes! ¡De inmediato la explicaremos!

Como dice su nombre, la criminología se ocupa de estudiar el fenómeno criminal con la finalidad de comprender causas y formas de manifestación.

Para ello, los especialistas ponen en práctica principios psicológicos, sociológicos y de antropología social.

Por parte, la criminalística no se centra en comprender al delincuente y los factores que lo llevaron a cometer un acto punible, sino en determinar de qué forma se llevó a cabo un crimen y quién es su responsable.

¿Ahora sí comprendes la diferencia? Si bien se trata de campos académicos y profesionales afines, tienen aplicaciones distintas y responsabilidades específicas.

Lo que sí es cierto es que, al final del día, ambos campos de acción se orientan a la búsqueda de la justicia y el bienestar de la sociedad.

¿Te pareció interesante este material? Si te llama la atención todo lo referente a las prácticas laborales que permiten esclarecer crímenes y promover la justicia, no dudes en echar un vistazo al siguiente material de nuestro blog:

6 ventajas de estudiar la carrera de Criminalística