Seguro que el término “ambiental” te hace pensar inmediatamente en medioambiente o naturaleza, ¿verdad?

Me gustaría comenzar comentándote que la criminología ambiental no tiene nada que ver con el estudio de los crímenes contra el medioambiente.

¿Te gustaría conocer de qué se ocupa esta disciplina?

¡Empecemos!

Criminología ambiental

¿Qué es la criminología ambiental?

Cuando se hace la investigación de un crimen, normalmente nos hacemos las siguientes preguntas: ¿qué pasó?, ¿quién es el posible infractor?, ¿cuáles habrán sido sus motivos?, y es muy importante nunca dejar de lado ¿dónde y cuándo ocurrió?

Para que un lugar se convierta en una zona para incurrir en un acto criminal, debe ser elegido por el delincuente. Éste hace un balance y determina la posibilidad de éxito para realizar el acto y así obtener el mayor beneficio.

Es ahí donde surge la criminología ambiental, siendo ésta una rama de la criminología que se encarga de estudiar los sucesos criminales analizando el entorno y el momento en que se llevan a cabo.

Diferencia entre la criminología tradicional y la criminología ambiental

La criminología tradicional estudia al hombre y los factores que lo llevan a cometer un delito, a diferencia de la criminología ambiental, que estudia los acontecimientos criminales tomando en cuenta el entorno donde se llevan a cabo.

Es decir, la criminología ambiental examina cómo interactúa el espacio y el tiempo con la motivación del individuo para cometer cierto delito. Es importante resaltar que el crimen no se comete por mera casualidad, sino que se desarrolla debido a que el ambiente, por sus características propias, facilita la actividad delictiva.

Mientras, la criminología tradicional se enfoca en el individuo que cometió un crimen, estudia y explica las causas de su conducta. Sus objetos de estudio son el delito, el delincuente y la víctima.

Aplicación de criminología ambiental

Como ya lo mencionamos anteriormente, toda conducta ocurre en un lugar, lo que convierte al contexto o escenario en una variable importante para poder predecir y explicar el comportamiento.

La criminología ambiental nos permite encontrar las razones por las que un lugar es más propenso a albergar delitos.

Te voy a poner un ejemplo: supongamos que María trabaja como cajera de un banco, tiene 3 hijos, y su esposo la acaba de dejar. Ella tiene una fuerte necesidad de ingresos económicos extras, pero aún no ha encontrado la forma. Sin embargo, conoce que hay un punto ciego en las cámaras de la sucursal bancaria donde trabaja, y es ahí donde decide tomar algo de dinero en el cambio de turno. Ella sabe que justo en ese punto y en ese momento nadie se dará cuenta de que ella tomó el efectivo.

Ante este tipo de situaciones es de gran utilidad la criminología ambiental. Ésta nos ayuda a predecir, identificar, controlar y prevenir conductas de riesgo. Una de sus principales aplicaciones es deducir en dónde y cuáles son las oportunidades que incentivan y/o facilitan la actividad criminal en un área determinada.

Seguro que si te interesó conocer más a detalle sobre la criminología ambiental, estarás interesado en cursar la licenciatura en criminalística. Te invito a conocer las 6 ventajas de estudiar a carrera de criminalística.