Micro Garden, el proyecto de la estudiante Karla González de Universidad ETAC, fue el ganador de Desafío Aliat 2021, el evento de emprendimiento más importante de la red Aliat Universidades.

Al ser el primer lugar de esta cuarta edición de Desafío Aliat, Karla obtuvo para impulsar su proyecto 100 mil pesos de capital semilla otorgados por Fundación Aliat y Vale Network, un bono de 15 mil pesos por parte de Fundación Coopel y asesoría por parte de Joop Academy y asesoría en temas de impacto social y una beca del 100% para cursar la certificación en Innovación Social otorgada por Haz la Lucha.

Sense Math del estudiante Edwin Ríos de On Aliat, modalidad totalmente en línea de Aliat, obtuvo el segundo lugar y Propósitos Lúdicos para la Educación de las Lenguas Extranjeras de Aida Ochoa, estudiante de UTAN, quedó en tercer lugar.

Edwin obtuvo 30 mil pesos y Aida ganó 20 mil pesos para impulsar su emprendimiento otorgados por Fundación Aliat y Vale Networks.

Además, cada uno se llevará un bono de 15 mil pesos por parte de Fundación Coopel y asesoría por parte de Joop Academy y asesoría en temas de impacto social y una beca del 100% para cursar la certificación en Innovación Social otorgada por Haz la Lucha.

Los jueces que participaron en la edición de este año fueron Alejandro Llovet, cofundador de BExponencial; Armando Serna, CEO de la Agencia Radicals; y Carlos Navarro “Lucho”, fundador y vocero de Haz La Lucha.

Emprender, la habilidad que todo profesional debe desarrollar

Durante el evento, Leo Schlesinger director general de Aliat Universidades, señaló que desarrollar habilidades para el emprendimiento es fundamental para que todo profesional enfrente los retos que presenta el siglo XXI.

Por eso, la red busca que sus estudiantes desarrollen esa competencia al alentarlos a participar en Desafío Aliat con una propuesta de un proyecto de emprendimiento que tengan impacto social.

“Este año fueron 90 el número de proyectos que participaron en este evento de emprendimiento, de los cuales 8 fueron los que llegaron hasta la final”, indicó.

Asimismo, Leo comentó que emprender es difícil, pues 7 de cada 10 emprendimientos tiene el riesgo de quedarse en el camino.

Sin embargo, exhortó a los alumnos y personas en general a animarse a emprender, a pesar de que esto sea difícil, ya que podrán adquirir habilidades que les servirá en su camino profesional.

Por su parte, Georgina Gómez de Regil, directora institucional de Operaciones en Aliat Universidades, felicitó a todos los participantes de Desafío Aliat y destacó el crecimiento que éste evento ha tenido.

Asimismo, invitó a toda la comunidad de la red a que se acerque a la Oficina Aliat de su campus para conocer más sobre cómo emprender.

Sobre Desafío Aliat

Este evento es el más importante de emprendimiento que la red Aliat Universidades organiza y en el que participan todos los estudiantes que son parte de alguna de las instituciones de Aliat.

En esta cuarta edición de Desafío Aliat se registraron 90 proyectos de emprendimientos, de los cuales 8 fueron los elegidos como finalistas.

AMUD es el proyecto de Sara Alicia Ruíz Saquin, estudiante de CEST Tapachula, que busca asesorar jurídicamente a mujeres en riesgo de violencia de género con su proyecto.

Alimentación sana y adecuada para el paciente en rehabilitación por drogas es el proyecto de Paola Franco Segl, estudiante del Centro de Estudios Superiores Corbusé, enfocado a desarrollar alimentación sana para pacientes de rehabilitación.

Sensei Math es el proyecto de Edwin Roberto Ríos Briceño, estudiante de On Aliat, que busca dar asesoría de matemáticas virtual a estudiantes y evitar el rezago en esta materia.

Salud Móvil es el proyecto de Mario de la Torre Pulido, estudiante de Universidad La Concordia, que busca formar un grupo de profesionales que lleven consulta a comunidades  que no tienen centros de salud cercanos.

Propósitos lúdicos para la educación de Lenguas Extranjeras es el proyecto de Aida Elizabeth Ochoa Cardoso, estudiante de UTAN Saucito, enfocado en crear objetos y materiales de apoyo para la enseñanza de idiomas.

Platero Artesanal es el proyecto de José Timoteo Rodríguez, estudiante de UVG Tapachula, que busca apoyar a artesanos locales para comercializar sus productos.