La ansiedad es un trastorno que produce sensaciones como miedo, temor e inquietud. Es padecido por una gran cantidad de personas en la actualidad.

El pasado miércoles 7 de abril, la psicóloga Desirée Llamas Díaz, de la Oficina Aliat Emprende, expuso la conferencia: “Entendiendo mi ansiedad”, donde compartió algunos consejos para poder gestionar de una mejor manera dicho trastorno.

Desirée inició definiendo a las emociones como una respuesta psicofisiológica ante estímulos internos (aquellos que emanan del interior del organismo o célula) y externos (provienen del exterior del organismo y provocan cambios en él). Y cómo el cerebro responde frente a estos últimos.

¿Qué función adaptativa tienen las emociones básicas?

Ya definidas las emociones, Desirée profundizó en que éstas son necesarias para sobrevivir y enlistó las que se conocen como “emociones básicas”.

  • Alegría: Permanencia. Nos sentimos felices para quedarnos y sobrevivir.
  • Tristeza: De reintegración para analizar el entorno. Nos alejamos ante una situación y más tarde regresamos.
  • Ira: Autoprotección. Quien tiene más testosterona en un momento de lucha, sobrevive.
  • Asco: Rechazo. Es una señal de que no nos va a dar ningún beneficio y nos terminamos yendo.
  • Sorpresa: Exploración, conocer más. Es algo que nos ayuda a explorar y desarrollarnos.
  • Miedo: Es la reina de las emociones, es la que directamente nos da la supervivencia. Cada estímulo que nos genere un posible peligro, será asociado con este sentimiento.

Signos y síntomas más comunes de la ansiedad

 El conjunto de emociones, generadas por estímulos, es el medio por el cual puede manifestarse la ansiedad en las personas con este padecimiento. Para poder identificarla, Desirée compartió un listado de los signos y síntomas más comunes:

  • Sensación de nerviosismo, agitación o tensión
  • Sensación de peligro inminente, pánico o catástrofe
  • Aumento del ritmo cardíaco
  • Respiración acelerada (hiperventilación)
  • Sudoración
  • Temblores
  • Sensación de debilidad o cansancio
  • Problemas para concentrarse o para pensar en otra cosa que no sea la preocupación actual
  • Problemas para conciliar el sueño
  • Padecer problemas gastrointestinales
  • Tener dificultades para controlar las preocupaciones
  • Tener la necesidad de evitar las situaciones que generan ansiedad

¿Cómo gestionarla?

Quien se encuentra en este estado puede tener la idea de que durará mucho tiempo, pero no es así. Cuando se evita lo que está causando esta sensación de pánico, se reducen los estímulos que la generan.

Algunos consejos que compartió Desirée para poder gestionar la ansiedad son los siguientes:

  1. Aceptarla, permitirla, dejarla ser y estar.
  2. Recordar que no es peligrosa y que no podemos morir o volvernos locos de una emoción.
  3. Preguntarnos si estamos en un lugar seguro y tomar aire para recuperar la respiración.
  4. No luchar contra nuestro pensamiento.
  5. Redirigir nuestra atención, es decir, ¿Qué podemos hacer para sacar estos pensamientos de miedo?
  6. Continuar con lo que estamos haciendo. No huir.
  7. Tomar terapia en caso que sea un sentimiento constante.

 

Si consideras que este contenido fue interesante, entonces puedes considerar estudiar la Licenciatura en Psicología. En ella abordarás todo lo relacionado con este y otros trastornos.

Powered by Rock Convert