El pasado 6 de octubre, Aliat Universidades participó en la Semana Mundial de la Educación (World Education Week) con el panel “Fomentar el espíritu empresarial como una forma de mejorar el bienestar de la comunidad”, son la intervención de Rafael Campos, rector institucional, como moderador; Leo Schlesinger, director general de Aliat Universidades; Ramón Murguía, director institucional de Mercadotecnia y Nuevos Negocios; Jaime Cruz, director de Experiencia Estudiantil, y Armando Santa María Torres, coordinador académico.

La World Education Week hace eco al proyecto liderado por Vikas Pota, respetado líder que promueve la educación, el desarrollo internacional, la filantropía y tecnología como caminos para mejorar el mundo, en el marco del cumplimiento de metas por la Educación de Calidad, la cual forma parte de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), de la ONU, para su alcance en el año 2030.

Para dicho evento que se realizó de forma virtual del 5 al 9 de octubre, 100 escuelas de todo el mundo fueron seleccionadas para compartir su experiencia sobre mejores prácticas en el campo de la educación. Y precisamente las universidades de la red Aliat fueron entre las contadas de ese grupo, y de las escuelas casi exclusivas que representaron a México.

Durante la presentación del panel “Fomentar el espíritu empresarial como una forma de mejorar el bienestar de la comunidad”, el Dr. Rafael Campos destacó que el objetivo de esta presentación es compartir las mejores prácticas que han implementado y que denotan la evolución que tuvo la institución ya que su proyecto está basado en dos pilares esenciales tanto para el presente como para el futuro: emprendimiento y búsqueda de empleo vinculado a un plan de vida.

Dr. Rafael Campos, rector institucional y moderador del panel organizado por Aliat Universidades.

¿Qué competencias y habilidades están impulsando como institución en el desarrollo profesional de la comunidad universitaria? Al respecto, Ramón Murguía señaló que en Aliat tienen 4 pilares clave: Accesibilidad, Calidad, Relevancia e Innovación, con los cuales buscan brindar la oportunidad de darle a la mayor cantidad de personas una educación de calidad y que sus estudios realmente los apliquen cuando se gradúen. Para este punto, se acercaron a distintas empresas para conocer qué habilidades y competencias realmente requerían, logrando definir 3 principales:

1) Conocimientos técnicos

2) Habilidades blandas y competencias personales relacionadas a las funciones que desean desempeñar: Para estos, Ramón apunta que ellos han desarrollado la prueba Conócete, con la cual evalúan 16 competencias y es aplicada a todos los alumnos.

3) Vida estudiantil y experiencia a través de diversos eventos de vida, carrera estudiantil, así como salud física y mental.

Por su parte, Leo Schlesinger, apuntó que, en México, estudiar es un privilegio, ya que menos del 30% que pudieran formarse asisten a la universidad; de 11.4 millones de mexicanos que podrían instruirse menos de 4 lo hacen. Por ello, en Aliat han desarrollado toda una filosofía y procesos que permitan proveer un acceso relevante, es decir, aquellas herramientas y competencia para perseguir los sueños de cada individuo, ya sea que estos sean para ingresar al mundo laboral o emprender.

El Director General de Aliat Universidades, Leo Schlesinger, durante la World Education Week.

Para ello instauraron la oficina de “Empréndete”, la cual está enfocada en ayudar a los educandos a fomentar habilidades de emprendimiento y/o a colocarse en el mercado laboral. Asimismo, crearon el “Desafío Aliat”, el cual es una llamada a los colegiales para que prueben lo que es ser un emprendedor, desarrollen un plan de negocios, reciban capital semilla y lleven a cabo su proyecto. Finalmente, Leo concluye que “el emprendimiento es una habilidad clave que todo estudiante debería desarrollar en un futuro tan incierto como el de hoy, son habilidades de sobrevivencia que permitirán a los estudiantes liderar su futuro y tener las habilidades para ser lo que quieran en su camino”.

Jaime Cruz, en su calidad de director de Experiencia Estudiantil, destacó la importancia que tienen las oficinas de Empréndete para que los estudiantes puedan adquirir las herramientas para emplearse o emprender. Además, resaltó la alianza que tienen con más de 1,000 compañías con las cuales comparten las vacantes y necesidades del mercado, logrando así saber qué necesitan los discípulos y poder formarlos de manera correcta. Por otro lado, menciona que de 52 millones de mexicanos que están en búsqueda de empleo, 40% no labora en lo que estudió, por ello para Aliat es de vital importancia que sus egresados realmente se coloquen en los puestos que han buscado. Algo que han detectado es que la nueva demanda en los cargos laborales son las habilidades blandas y no solo las técnicas.

Por último, Armando Santa María Torres, se enfocó en el escenario que actualmente se vive por el coronavirus y la incertidumbre que conlleva. Comenta que 8 de cada 10 emprendimientos están siendo fuertemente afectados por esta crisis en Latinoamérica; sin embargo, los emprendedores son cruciales para las economías, ya que, de acuerdo a los datos de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, 7 de cada 10 empleos se deben a ellos.

Un punto a destacar es que, para responder a la crisis, los emprendedores latinoamericanos han recurrido en primera instancia al equipo emprendedor y posteriormente a la familia, colocándose hasta último lugar los centros de emprendedores de las universidades.

Por tal motivo, Aliat Universidades ha creado un programa de vinculación con los principales ecosistemas y fundaciones del emprendimiento a nivel global. Educación emprendedora a nivel global, regionalizada con los jóvenes de Aliat, es un programa de suma importancia para la formación de los docentes, quienes durante 12 meses son observados y capacitados, con un puntual seguimiento respecto de cómo enseñar emprendimiento a nivel universitario.

Algunos resultados a destacar:

  • 86 alumnos han sido impactados con esta metodología (global pero regionalizada)
  • Se han creado 24 negocios de práctica, y 1 emprendimiento resultó finalista y ganador del 3er lugar en el Desafío Aliat.