Mitos sobre Ingeniería Industrial

La Ingeniería Industrial es una carrera con una rica historia y, además, fundamental para el desarrollo de las naciones.

En el caso de México, los orígenes de esta licenciatura se remontan a la creación de la Escuela Nacional de Ingenieros, en 1883, de acuerdo a Expansión.mx.

Sin embargo, no fue hasta el siglo XX que el estudio de esta carrera creció, principalmente a raíz de la industrialización de los procesos de manufactura de gran parte de las fábricas de la nación y, en consecuencia, de la amplia demanda de personal especializado.

En la actualidad, el papel de los ingenieros industriales es esencial para la sociedad mexicana y el país en general. En nuestra nación, el sector industrial se ha consolidado como un elemento fundamental de la economía gracias, en parte, a los conocimientos de sus especialistas.

De acuerdo a estadísticas del Instituto Nacional de Estadística y Geografía e Informática (INEGI), citadas por Eleconomista.com, la industria manufacturera como conjunto representaba el 16 % del Producto Interno Bruto (PIB) nacional para finales de 2017.

Sin embargo, a pesar de todo lo que hemos explicado hasta ahora sobre la importancia y relevancia de esta carrera, aún hay mitos que la rodean, que confunden a quienes pueden interesarse en cursar esta licenciatura.

Por esa razón, a continuación te hablaremos sobre 8 de los mitos acerca de esta alternativa académica a los que no debes prestar atención.

¡Sigue leyendo!

1. “Es una carrera exclusiva de hombres”

Sí, en pleno siglo XXI todavía hay personas que piensan que la carrera de Ingeniería Industrial sólo es estudiada por hombres.

Aunque tradicionalmente en esta licenciatura ha predominado el sexo masculino, en los últimos años muchas mujeres han optado por cursarla, y cada vez la brecha es menos amplia.

Si nos guiamos por las estadísticas del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), nos encontramos con que las mujeres conforman el 26 % de la comunidad estudiantil de Ingeniería Industrial, que a su vez es una de las más populares y demandadas en la nación.

Siguiendo con el IMCO como referencia, podemos observar que ingeniería Industrial es la sexta licenciatura con más estudiantes en la nación, con un total de 393,515.

2. “El mercado laboral está saturado”

El crecimiento industrial en México y el mundo le ha dado una gran visibilidad a los egresados en esta carrera.

Eso ha hecho que muchas personas asocien la popularidad de esta licenciatura con un mercado laboral saturado. Por suerte, eso está muy lejos de la realidad.

Y es que la Ingeniería Industrial es una de las carreras más estudiadas y, a la vez, sus expertos están entre los profesionales más demandados por las empresas en México.

Esto hace que la tasa de empleabilidad de estos profesionales sea elevada, específicamente de 95.5 %, según datos del Instituto Mexicano para la Competitividad.

Este porcentaje apenas es ligeramente inferior a la tasa nacional de empleabilidad, que gira en torno al 96.6 %.

Por otro lado, la carrera de Ingeniería Industrial posee una tasa de informalidad de 18.5 %, significativamente inferior al promedio de la nación, calculado en 56.65% por el IMCO.

En cuanto a los sectores donde se distribuye esta amplia masa de ingenieros industriales, las empresas manufactureras sobresalen al agrupar un 39.5 % de los egresados.

En el segundo lugar se encuentra el comercio al por menor, con 9.6 %. Siguen los servicios educativos (7 %), el comercio al por mayor (6.5 %) y la construcción (5.5 %).

Mientras tanto, al revisar las posiciones que ocupan, 83.6 % de los egresados son empleados formales de una organización, el 8.3 % trabaja por cuenta propia y el 6.9 % son empleadores.

Además, un 1.2 % de los licenciados en esta área trabajan sin ningún pago a cambio, porcentaje que también está por debajo de la media de muchas otras carreras.

Otras licenciaturas que también cuentan con una gran popularidad, como Ciencias de la Computación y Enfermería poseen tasas superiores en este aspecto (2.6 % y 2.7 %, respectivamente).

Con esto no queremos decir que por estudiar estas carreras corras el riesgo de ser un profesional desempleado, pues esos porcentajes siguen siendo bajos.

Otra cifra de interés en relación a la masa de egresados en Ingeniería Industrial, es que el 67 % de ellos tiene más de 30 años, mientras que el 33 % es menor a esta edad.

Esto refleja que, como muchas otras carreras, ésta sigue necesitando que las nuevas generaciones la tomen como una preferencia, para que los más experimentados cuenten con relevo para los cargos gerenciales y directivos en el mediano plazo.

3. “Los ingenieros industriales son mal pagados”

Realmente, de muchas carreras solemos escuchar que son mal pagadas.

Tal vez esta percepción surja de experiencias u opiniones individuales que se difunden de boca en boca o, simplemente, es una de esas cosas que muchas veces repetimos sin saber si son ciertas o no.

Por esa razón, para saber si una licenciatura es bien remunerada o no tenemos que evaluar de manera detallada estadísticas generales.

Al hacerlo nos encontramos con que la carrera de Ingeniería Industrial es una de las diez mejor pagadas en la nación, de acuerdo a estadísticas del IMCO.

La media salarial de los egresados de esta licenciatura es de $12,581 al mes, una cifra que está cerca de equivaler al doble del ingreso promedio en la nación ($6,687 mensuales).

A su vez, este promedio de ganancias representa más de cuatro veces el salario mínimo del país, fijado en $102,86 diarios, que equivale a unos 3,080 al mes.

Mientras tanto, en la zona libre de la frontera norte, específicamente en los primeros 25 kilómetros desde la valla con Estados Unidos, el salario mínimo se incrementa a $176.72 diarios, es decir, unos 5,300 mensuales.

Si bien esta media salarial es atractiva, aún no te hemos dicho la mejor parte: es muy posible que tus ganancias estén por encima de ella en caso de que optes por estudiar Ingeniería Industrial.

De hecho, al menos el 25 % de los profesionales en esta área cuentan con salarios superiores a los $15,000 al mes.

Por otra parte, los ingenieros industriales que obtienen posgrados experimentan un increíble incremento de ingresos, calculado por el IMCO en cerca del 150 %.

Esto quiere decir que la media salarial de estos profesionistas asciende hasta más de los $30,000 mensuales, un nivel de ganancias que muy pocas personas tienen en México.

En conclusión, el mito de que los ingenieros industriales son mal pagados no tiene ningún tipo de sustento y, al contrario, está peleado con la realidad.

Si sobresales en esta apasionante carrera podrás construir un sólido patrimonio y cumplir con muchos de tus objetivos económicos.

Entonces, ¿quieres trabajos bien pagados? ¡Estudia esta atractiva carrera!

Debido a todo esto, entrar a una universidad pública para estudiar Ingeniería Industrial es valorado como una “buena” inversión por el Instituto Mexicano para la Competitividad, mientras que cursar la carrera en una institución privada lo considera una inversión “excelente”.

4. “Los ingenieros industriales hacen trabajo pesado”

El trabajo pesado no es para todas las personas. Mucha gente no está preparada para cargar peso y tener un alto nivel de esfuerzo físico todos los días.

Por ese motivo, quizás muchos jóvenes y adultos tengan el temor de que el ejercicio de la licenciatura en Ingeniería Industrial conlleve labores físicas.

Sin embargo, la realidad es que, en el sector industrial, el trabajo pesado no está asignado a estos ingenieros, quienes más bien están a cargo de tareas relacionadas con la planeación, la supervisión y la gestión en general de los procesos, especialmente de los relacionados con la transformación de materia primera en productos terminados.

Esto quiere decir que los ingenieros industriales trabajan principalmente con su capacidad de observación y habilidades mentales.

5. “Es una carrera riesgosa”

Los licenciados en Ingeniería Industrial suelen desenvolverse en fábricas, plantas productivas y otros espacios que involucran maquinarias, químicos y otros equipos.

Debido a esto, a simple vista la profesión puede parecer riesgosa, pero realmente la presencia de los accidentes es muy baja, como es el caso de muchas otras carreras.

Primero que todo, los ingenieros industriales no operan de manera directa los tractores ni máquinas, a pesar de que sí puedan supervisar su uso.

Además, las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) han permitido que estos profesionistas, al igual que los operadores y otros trabajadores, tengan menos contacto directo con elementos de riesgo.

En la actualidad, los ingenieros pueden supervisar los procesos productivos a través de la pantalla de un computador e incluso mediante una tableta o teléfono inteligente.

Sumado a esto, son expertos en evitar riesgos dentro de los espacios de producción y, en consecuencia, ellos mismos dejan de estar expuestos a peligros.

De hecho, una de las labores tradicionales de estos especialistas es diseñar, desarrollar y evaluar programas de higiene y seguridad industrial que garanticen que los procesos de transformación de materia prima se desarrollen sin atentar contra el bienestar físico de los trabajadores.

Además, la carrera de Ingeniería Industrial brinda profundos conocimientos sobre ergonomía, una disciplina que se ocupa de diseñar lugares de trabajo adaptados a las características fisiológicas, anatómicas y psicológicas de los empleados.

A su vez, esta disciplina de divide en:

  • Ergonomía cognitiva (enfocada a procesos mentales).
  • Ergonomía física (características anatómicas, biomecánicas y fisiológicas del trabajador).
  • Ergonomía visual (rendimiento visual de los trabajadores).
  • Ergonomía organizacional (optimización de sistemas socio-técnicos y estructuras).

Al englobar todos estos aspectos y áreas, este campo de conocimiento humaniza el trabajo, a la vez que genera las condiciones necesarias para incrementar la productividad, disminuir la rotación de personal, aumentar la eficacia, simplificar las tareas y disminuir errores y repeticiones.

6. “La Ingeniería Industrial atenta contra el medioambiente”

Quizás, entre los mitos sobre la carrera de Ingeniería Industrial éste es uno de los pocos que tiene fundamento.

Es cierto que, a inicios de siglo, las industrias no contaban con procesos y diseños que contemplaran el cuidado ambiental y, en cambio, impactaban el entorno.

Incluso en años recientes han salido a la luz casos de fábricas que han sido agentes contaminantes de los lugares en que operan.

Sin embargo, las generalizaciones suelen ser muy poco acertadas, y éste es un muy buen ejemplo.

Y es que, por el contrario, uno de los fines de la Ingeniería Industrial en la actualidad es diseñar y gestionar procesos productivos sustentables, por lo cual resulta mezquino decir que la carrera y todos sus egresados atentan contra el medioambiente.

Entre otras cosas, los ingenieros industriales deben idear sistemas que permitan cumplir con los requerimientos y demandas productivas emitiendo la menor cantidad posible de desechos.

Además, diseñan metodologías y tareas logísticas para evitar que los residuos finalicen en espacios naturales como lagos y bosques.

Más allá, en la actualidad existen grandes organizaciones de manufactura que tienen proyectos de sustentabilidad a gran escala, lo que podría consolidarse como tendencia en pocos años.

Por ejemplo, uno de los mayores fabricantes de autos en el mundo cuenta con una fábrica completamente diseñada y pensada para contribuir con el cuidado ambiental.

Se trata de Volkswagen y su llamada “Fábrica de Cristal”, ubicada en Dresde, una ciudad alemana que fue devastada durante la Segunda Guerra Mundial, décadas atrás.

Además de ser de cristal, lo que les permite a los usuarios y curiosos ver todos los procesos de ensamblaje, este centro productivo está rodeado de árboles, cuenta con pequeños lagos con vida animal y se enfoca en fabricar autos eléctricos que no contaminen a través de gases.

7. “Los ingenieros industriales son sustituidos por máquinas”

En las últimas décadas, los avances en materia industrial han sido realmente sorprendentes.

En la actualidad, la gran mayoría de las fábricas con importantes volúmenes de producción cuentan con procesos automatizados, sistemas de estandarización y normalización y softwares de monitoreo y control de riesgos, entre otras cosas.

Para algunas personas, esto es sinónimo de que los ingenieros industriales están siendo sustituidos por recursos técnicos y tecnológicos.

Pero el verdadero significado de esto es que ahora cuentan con herramientas para optimizar sus labores y contribuir aún más con el incremento de la productividad, los beneficios económicos y la calidad de los productos.

Ten presente que siempre se necesita de especialistas que puedan interpretar y aprovechar la información recolectada por los sistemas y que, además, gestionen y monitoreen el funcionamiento de los maquinarias.

En otras palabras, los ingenieros industriales siguen siendo fundamentales para el sector industrial y los procesos de manufactura.

8. “La formación de los ingenieros industriales es muy específica”

Otro mito sobre esta carrera es que sus egresados tienen una formación específicamente dirigida a los procesos de transformación de materia prima en productos terminados.

Por supuesto que eso no es así. Si bien la manufactura en uno de los enfoques esenciales de la carrera, la licenciatura aborda muchas otras disciplinas relacionadas con la actividad industrial, los negocios y el liderazgo.

Dicho esto, a continuación te hablaremos sobre 4 cátedras que seguramente no sabías que formaban parte de la Ingeniería Industrial.

I. Habilidades Directivas

Una de las principales misiones de los programas educativos de Ingeniería Industrial es brindarles un perfil gerencial a sus egresados.

Debido a esto, una de las materias claves es Habilidades Directivas, que forma parte del Área Axiológica del plan de estudios.

Gracias a esta cátedra desarrollarás las aptitudes y cualidades necesarias para gestionar organizaciones y equipos de trabajo.

Esta potencialidad, además de permitirte alcanzar cargos y gerenciales y directivos, te resultará de gran ayuda si planeas crear y dirigir tu propia empresa en el futuro cercano.

En cuanto a esta Área Axiológica del plan de estudios, esta incluye otras materias que no tienen relación alguna con la manufactura, lo que demuestra que la capacitación de esta carrera no es muy específica ni limitada. Algunas de ellas son:

  • Competencias Digitales.
  • Aprender a Aprender.
  • Comunicación Oral y Escrita.
  • Nuevos Modelos de Negocios.
  • Modelos de Empleabilidad.

Además, se contempla la cátedra de Formación Humana y Ciudadana, que contribuirá con el desarrollo de tu sentido ético y moral para la vida profesional y personal.

II. Psicología Laboral

No es necesario estudiar Psicología para comprender el comportamiento humano dentro de las fábricas y organizaciones, pues éste es otro de los campos que aborda la carrera de Ingeniería Industrial.

A través de la materia Psicología Laboral entenderás cómo los entornos laborales inciden en el comportamiento y los pensamientos de los trabajadores.

Además, aprenderás a aplicar principios psicológicos en procesos tradicionales y fundamentales del área de recursos humanos, como captación, selección, formación y supervisión del personal, tanto en el comercio como en la industria.

Como ves, gracias a esta asignatura adquirirás una formación integral que va mucho más allá de sistemas de manufactura, filosofías de producción, maquinarías y softwares.

III. Metodología de la Investigación

Ésta es una de esas materias que no pueden faltar en el programa académico de ninguna carrera.

La cátedra de Metodología de la Investigación te enseñará a definir, elaborar y sistematizar técnicas, métodos y estrategias para desarrollar procesos de investigación efectivos y exitosos.

A su vez, esta disciplina te introducirá a las técnicas y mecanismos para obtener información y llegar a hallazgos y conclusiones. Por ejemplo:

Observación

No es más que la obtención de información a través del sentido de la vista. Simplemente, consiste en encontrar elementos de interés para un trabajo investigativo por medio de la observación de entornos.

Medición

Esta técnica científica se basa en la comparación de una determinada unidad de medida con el objeto o fenómeno que se desea investigar.

Experimentación

Hablamos de otra técnica científica de larga data. Como su nombre lo refleja, consiste en el estudio de objetos, aspectos y fenómenos con base en la experiencia.

Para hacerlo el objeto de estudio se reproduce en laboratorios y, además, se introducen o eliminan variables con el propósito de crear condiciones lo más reales posibles.

Falsabilidad

En el mundo científico, este término hace referencia a la práctica de someter a pruebas constantes las hipótesis y teorías con la finalidad de encontrar indicios que la contradigan.

Reproducibilidad

Este término señala que las pruebas y experimentos pueden ser reproducidos y replicados por otros. A su vez, se trata de un requisito de la investigación científica.

Arbitraje

La materia de Metodología de la Investigación aborda técnicas para validar trabajos escritos, como es el caso del arbitraje.

Este método, que también es conocido como revisión por pares, se encarga de verificar que los trabajos sean originales y cuenten con rigor científico.

IV. Probabilidad y Estadística

Esta materia matemática y científica es otra de las que complementa la íntegra formación de los licenciados en Ingeniería Industrial.

Básicamente, esta cátedra te permitirá estudiar y comprender el azar desde un punto de vista racional y mucho más efectivo.

En el caso de la probabilidad, se ocupa de proponer modelos para fenómenos aleatorios y, a la vez, estudia las consecuencias lógicas de estos.

Mientras tanto, la Estadística se encarga de las investigaciones, búsquedas de inferencias y correlación de factores con base en análisis de datos numéricos ordenados y sistematizados.

¡Bien! Ya conoces algunas de las materias claves en la formación de un licenciado en Ingeniería Industrial y que amplían sus competencias, campos de acción y empleabilidad.

También es importante que los programas educativos universitarios cuenten con el Registro de Validez Oficial de Estudios (RVOE).

¿Alguna vez has escuchado sobre este registro? Se trata de un aval emitido por la Secretaría de Educación Pública (SEP) de México, que garantiza que los planes académicos están actualizados y son de calidad.

Por otro lado, resulta una buena idea que te inscribas en una red de universidades que sea pionera en la aplicación del certificado electrónico, ya que esto agilizará y facilitará la tramitación de documentos académicos.

Por último, no olvides que estos 8 mitos que explicamos sobre la carrera de Ingeniería Industrial están muy lejos de la realidad.

Esta licenciatura no es exclusiva de hombres, tampoco pondrá en riesgo tu integridad física ni te obligará a atentar contra el medioambiente, entre otras cosas.

¿Te pareció interesante este artículo? Queremos que sigas interactuando con contenidos que te permitan conocer realmente de qué se tratan las carreras más atractivas y populares, así que ¡permanece atento de las entradas de nuestro blog!