Contar con una formación profesional en la actualidad es abrir una puerta de posibilidades que lleva hacia el éxito.

Seguramente has pensado que quieres estudiar una carrera universitaria y hacerlo significa que vas por buen camino.

Son muchos los beneficios que puedes disfrutar si decides graduarte y ser profesional, pero en este artículo podrás conocer 5 que son fundamentales.

Mi nombre es Alberto José Gutiérrez, soy graduado de la carrera de Comercio Internacional, y te invito a que leas sobre la importancia de tener un título en tus manos.

¡Comencemos!

1. Tendrás mejores salarios

En México, las personas que tienen un título universitario ganan el doble de salario que quienes estudiaron hasta la preparatoria. Así lo indica un estudio de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

Eso demuestra que si deseas tener la oportunidad de ganar un buen sueldo, entonces tener una formación profesional es lo que debes hacer.

Imagina todo lo que puedes lograr si ganas un salario respetable mes con mes.

Algunos de los objetivos que puedes cumplir si tienes buenos ingresos son:

  • Comprar un coche.
  • Adquirir una casa para ti o para tus papás.
  • Viajar a cualquier país que te interese conocer.
  • Pagar tus estudios de maestría o posgrado dentro o fuera de México.

Estas y muchas cosas más las puedes alcanzar si estudias en la universidad, porque eso significa que podrás ahorrar y económicamente te irá mejor.

2. Cada vez más empleos lo solicitan

Cada vez más compañías y organizaciones solicitan que sus nuevos empleados cuenten con un título universitario.

Para nadie es un secreto que existen muchas personas que, sin haber ido a la universidad, son muy productivas, pero en la actualidad tener un título funciona como una garantía de que los trabajadores son más eficientes, tienen más conocimientos y funcionan mejor bajo presión.

Albert Einstein dijo una vez, “el genio se hace con un 1% de talento, y un 99% de trabajo”. Eso significa que no basta sólo con saber hacer las cosas, debes practicar tus aptitudes o talentos y dar lo mejor de ti en la universidad y tu trabajo para lograr objetivos excelentes.

Lo importante es que todo ese esfuerzo seguramente te dará los frutos de una buena calidad de vida.

3. El entorno universitario es bueno para ti

Las universidades funcionan como un catalizador positivo para la mayoría de las personas.

Eso sucede porque las casas de estudio superior son una fuente de conocimiento, pero no sólo desde el punto de vista académico. En estos lugares también ocurren eventos culturales, deportivos, gastronómicos, sociales y artísticos.

En la universidad podrás nutrirte de experiencias, tendrás la oportunidad de conocer nuevos amigos, profesores que serán una guía para ti y para el resto de tus compañeros.

Si sumas todas estas experiencias, seguramente cuando salgas de la universidad serás una persona mucho más preparada para enfrentar el mundo laboral.

Eso no quiere decir que lo que has logrado hasta hoy esté mal, simplemente ir a la universidad te servirá como una preparación para convertirte en la mejor versión de ti.

4. Podrás explorar tus capacidades

Cuando tengas una formación profesional podrás decir que tu título llegó junto con la experiencia de desarrollar años de estudio sobre diferentes materias.

Supongamos que tienes una muy buena capacidad de redacción. Antes de llegar a la universidad posiblemente no cometías muchos errores al escribir, pero si estudias una licenciatura en Ciencias de la Comunicación, seguramente tu sintaxis y ortografía mejorarán de forma exponencial.

Los profesionales de la Comunicación tienen los conocimientos teóricos, metodológicos, técnicos y habilidades que permiten utilizar las tecnologías de la información como instrumentos de los procesos de producción, circulación y consumo de mensajes.

Evidentemente, un mensaje que esté mal escrito no puede informar a las masas, por eso, esta carrera te prepara para enfrentar esos retos y en el proceso tus aptitudes se ven mejoradas.

Este ejemplo puede aplicar para cualquier carrera que te interese estudiar. Probablemente hoy sientas atracción por alguna licenciatura, pero luego de cursar años de estudio serás un profesional cuyo gusto se transformó en capacidad de trabajo.

Si te gustan las matemáticas, puedes estudiar Administración de Empresas o Contaduría Pública.

¿Disfrutas mucho leer? Entonces la carrera de Derecho es una gran opción para ti.

Lo importante es que la carrera que decidas estudiar se adapte a tus necesidades, objetivos y preferencias.

5. Los contactos del futuro

Tener formación profesional en la actualidad significa que podrás contactar a personas que te pueden llegar a interesar, desde el punto de vista profesional, en el futuro, cuando estés ejerciendo tu carrera.

En esta idea se basa el networking. 

El concepto de networking es tener la capacidad de crear una red profesional con la cual sea posible conseguir ofertas laborales o inversionistas para algún plan de negocio que quieras realizar.

¿Cuál es el mejor lugar para conocer a tus colegas del futuro? Claro, la universidad es el sitio ideal para que empieces a formar tu red de profesionales.

Según un estudio realizado por la Universidad de Harvard, 7 de cada 10 personas consiguen trabajo a través del networking.

Los estudiantes universitarios se relacionan cuando comparten en los salones de clase, cuando integran algún grupo de lectura, un equipo de alguna disciplina deportiva, realizan actividades culturales o de muchas otras formas.

En mi caso personal, mi actual empleo lo conseguí por recomendación de un viejo amigo del equipo de fútbol de la universidad.

Ambos nos graduamos de la carrera de Comercio Internacional y desde que estudiamos juntos fuimos buenos compañeros de clase.

Una vacante se abrió en el lugar donde trabajaba mi amigo y pocas semanas después me contrataron.

No se trata de conseguir trabajo porque eres amigo de alguien, sino que tu talento y capacidad respalden la recomendación de las personas que integran tu red de profesionales.

Aunque pasamos muchos años sin vernos, siempre mantuvimos contacto y ahora tengo un buen empleo gracias a que supe armar mi red de compañeros de estudio, ya pensando desde un punto de vista del ejercicio de la carrera cuando aún era estudiante.

¡Y bien! Estos son algunos de los principales beneficios de tener una formación profesional en la actualidad. ¡Ojalá que empieces a estudiar una carrera muy pronto!

 

Si te gustó este artículo o tienes alguna pregunta, ¡no dudes en dejarnos un comentario! Siempre nos interesa saber tus opiniones.